Cuentos en inglés para fomentar la lectura en verano

¿Quién dijo que en verano hay que olvidarse de todo lo que hacemos durante el resto del curso? Los expertos en psicología infantil insisten en la necesidad de que los niños sigan manteniendo las rutinas (al menos, en la medida de lo posible) por dos razones principales: par que su cerebro no resetee todo el aprendizaje afianzado durante el resto de meses y la segunda razón es que, en septiembre, la vuelta al cole no se les haga demasiado cuesta arriba.

Sabemos que el verano es época de descansar y que, igual que nosotros, los adultos, lo hacemos, también lo deben hacer los más pequeños de la casa. Pero también es cierto que este tiempo de descanso se presenta como la oportunidad perfecta para que los niños adquieran nuevos hábitos y para que afiancen otros.

Por ejemplo, las vacaciones de verano son perfectas para seguir desarrollando y trabajando el amor por la lectura. Para ello, lo más importante es que los niños no vean la lectura como una tarea, sino como un juego más de su día a día veraniego. Queda en la mente de los padres pensar en la manera de introducir esa lectura con actividades que les resulten de lo más atractivas.

Además, también hay que tener en cuenta que es mejor mantener un horario flexible que uno rígido: reserva un tiempo de 15 o 20 minutos al día para leer juntos, por ejemplo. Si la lectura es de calidad, con este pequeño periodo de tiempo diario será más que suficiente.

Otra de las cosas que muchos padres pretenden que sus hijos hagan en verano e seguir trabajando los idiomas. De hecho, son muchos los que aprovechan y los mandan al extranjero en algún viaje organizado, o deciden reservar algún campamento de inmersión lingüística. Pero, ¿habíais parado a pensar en las oportunidades que ofrece la lectura para trabajar los idiomas en verano?

Si en vez de escoger cuentos en el idioma materno las escogemos en el idioma que queramos que trabajen, por ejemplo, el inglés (siempre adaptando los cuentos a su nivel de entendimiento) el trabajo será doble: estaremos fomentando la lectura y también trabajando esa segunda lengua.

Sabiendas de los beneficios, hemos elaborado una lista con diferentes títulos en inglés para que los niños fomenten la lectura en este idioma durante sus vacaciones de verano. Están clasificados por niveles.

Cuentos de verano en inglés para niños

Empezamos con una recopilación de cuentos en inglés para primeros lectores:

  • The Colour Monster
  • The Gruffalo
  • Elemer’s Little Library
  • Maisy Little Library
  • The Very Hungry Caterpillar
  • Where’s Spot?
  • The Odd egg
  • Dear Zoo

Ahora vamos con una recopilación de cuentos en inglés para niños de 2 a 4 años:

  • Ten Little Fingers and Ten Little Toes
  • Brown bear, Brown bear, what do you see?
  • Goodnight Moon
  • Maisy goes to preschool
  • Postman bear
  • Shh! We have a plan
  • Press here
  • The tiger who came to tea
  • The bedtime bear
  • The cat in the hat

Pasamos a continuación a nombrar una lista de cuentos en inglés que encantarán a los niños de entre 6 años en adelante, o los que tengan un nivel de ingles bajo, pero entiendan algo. Tienen letras grandes y bien legibles, además de preciosas ilustraciones:

  • All about feelings
  • The travels of Ermine
  • Peep inside beauty and the beast
  • The lion and the mouse
  • The Hatmakers
  • The twelve dancing princesses
  • The mystery of the pirate ghost
  • Charlie and the chocolate factory
  • Petter rabbit
  • Alice in Wonderland
  • Lamb to the slaughter
  • There Will come soft rains

A pesar de que la lista está ordenada por edades, hay que tener en cuenta una particularidad de los cuentos en inglés: no hay que tener en cuenta tanto la edad, sino el nivel de entendimiento de los peques con el idioma. Así, un niño de seis años que sea bilingüe podrá, probablemente, leer un cuento para niños de 8 o 9 años, mientras que uno de mayor edad pero sin grandes conocimientos del idioma, tendrá que conformarse con empezar por títulos más infantiles y con un vocabulario y gramática fáciles.

22 / 07 / 22