¿Por qué en Agora Portals International School damos tanta importancia al trabajo de todas las Inteligencias Múltiples?

¿Recuerdas esa frase célebre que decía que lo que nos hace diferentes también nos hace únicos? No hay dos personas iguales en el mundo, ni física, ni mentalmente. Quizás, tu hijo es bueno en matemáticas, pero no lleva tan bien la música. En cambio, su amiguito quizás sea un hacha leyendo partituras pero no consigue entender las raíces cuadradas.

Son muchas las explicaciones que se dan a este hecho, pero hoy queremos hablar de la que encontró el psicólogo estadounidense Howard Gardner allá por 1983. Las Inteligencias Múltiples.

Hasta su propuesta siempre se había defendido que el ser humano tiene un solo tipo de inteligencia que adapta a las diferentes circunstancias vitales. Sin embargo, Gardner, pese a que no entra en conflicto con la definición de inteligencia como tal, sí defiende que el ser humano necesita más de un tipo de inteligencia en el desarrollo de su vida. “la inteligencia es un potencial biopsicológico de procesamiento de información que se puede activar en uno o más marcos culturales para resolver problemas o crear productos que tienen valor para dichos marcos”, defiende en su libro ‘Inteligencias Múltiples’ (Ed. Paidós).

Inteligencias Múltiples: Ocho tipos de inteligencia

Así, este psicólogo estadounidense defiende que existen ocho tipos diferentes de inteligencia y que, además, y que aquí viene la característica aclaratoria de su teoría, cada ser humano tiene la capacidad de desarrollar en mayor grado unas y en menor grados otras. Y que ese grado de desarrollo en cada una de las inteligencias no es igual para todas las personas.

De ahí que haya algunos estudiantes que tengan mucha capacidad para resolver ecuaciones matemáticas y, sin embargo, sean incapaces de tocar un instrumento. Y otros que mientras se desenvuelven como pez en el agua en el mundo de la retórica, no sean capaces de explicar la teoría de la vida.

En concreto, estos son los ocho tipos de inteligencias y su definición, desarrolladas por Gardner y su equipo de la Universidad de Harvard:

  • Inteligencia lingüístico-verbal: la que nos permite dominar el lenguaje y comunicarnos con los demás. No solo hace referencia al hecho de poder hablar, sino al de comunicarse de cualquier forma: escrita, lenguaje no verbal… Es la que tiene más relación con el aprendizaje de idiomas.
  • Inteligencia musical: esta inteligencia tiene que ver con la facilidad de composición, interpretación, transformación y valoración de los diferentes tipos de música y sonidos en todas sus versiones.
  • Inteligencia lógico-matemática: obviamente, aquí se agrupa la capacidad para resolver cualquier tipo de operación matemática, pero también la capacidad de analizar cualquier tipo de problemas y buscar razonamientos para ellos.
  • Inteligencia espacial: esta inteligencia es la que se relacionada con la capacidad de firmar e imaginar dibujos en dos y tres dimensiones, así como la capacidad para entender y cambiar las configuraciones del espacio. Es decir, la capacidad que nos permite observar los objetos desde diferentes planos.
  • Inteligencia corporal-cinestésica: esta inteligencia es la que permite manejar la psicomotricidad fina y gruesa a través de los movimientos corporales. El baile se encontraría dentro de esa inteligencia, pero también la construcción de objetos y el deporte.
  • Inteligencia interpersonal: para definir esta inteligencia diremos que tiene mucha relación con la empatía: es la propia de personas que son capaces de descubrir cómo es el prójimo no solamente con lo que abarcan sus sentidos. Permite interpretar palabras o gestos más allá de la intención principal.
  • Inteligencia intrapersonal: básicamente es la capacidad de conocerse a sí mismo y autocontrolar los sentimientos.
  • Inteligencia naturalista: la inteligencia que permite entender y respetar todo lo que abarca la naturaleza.

Pues bien, según la teoría de Gardner, todos los seres humanos poseemos cada tipo de inteligencia, pero tenemos la capacidad de desarrollar unas más que otras, aunque ninguna es más importante y más valiosa que las demás.

¿Por qué hay que trabajarlas todas?

Tradicionalmente, los currículos académicos se centraban sobre todo en la inteligencia lingüístico-verbal, la lógico-matemática y la musical. Sin embargo, la experiencia y las nuevas necesidades educativas ponen de manifiesto que las restantes son igual de importantes si queremos conseguir una educación globalizada y completa del estudiante.

Además, la explicación de la teoría de las Inteligencias Múltiples sirve para argumentar también la importancia de la atención personalizada a cada estudiante. Con ella queda claro que cada alumno tiene unas necesidades específicas, en unas materias específicas y, por ello, hay que atenderla de manera individualizada.

En Agora Portals International School entendemos que es fundamental saber qué es aquello que despierta más interés y más pasión en cada alumno y, por tanto, les animemos a encontrar su vocación facilitando su aprendizaje.

Eso sí, imagina que hay un estudiante buenísimo en matemáticas pero con muy poca capacidad en música. ¿Significa que debemos centrarnos en la primera y obviar la segunda? Ni mucho menos: significa que, por supuesto, hay que aprovechar esa capacidad matemática para seguir desarrollándola, pero trabajar el lenguaje musical para poner retos personales al alumno que puedan servirle en un futuro.

Eso sí, como decimos, habremos de hacerlo de una manera personalizada, intentando que trabaje esa inteligencia en la que tiene menos capacidad a través de herramienta que susciten su interés.

17 / 09 / 21